CENTRO LA PUEBLA

Situada en la localidad sevillana de La Puebla de Cazalla, esta residencia se ubica junto a una amplia plaza, en un edificio de arquitectura contemporánea, que discurre en torno a un gran patio interior salpicado de infinidad de plantas, árboles y pequeñas jaulas de canarios.

El centro La Puebla cuenta con 80 camas y 20 plazas asignadas al centro de día.

INSTALACIONES
SERVICIOS Y ESTANCIAS
ESTANCIAS
INSTALACIONES
SERVICIOS RESIDENCIALES
SERVICIOS SOCIOSANITARIOS
  • Habitaciones dobles e individuales y baños adaptados
  • Teléfono y sistema de comunicación con el personal
  • Posibilidad de televisor y de personalizar el dormitorio
  • Climatización
  • Salas de estar, comedores y zonas ajardinadas
  • Unidad de grandes dependientes
  • Peluquería y podología
  • Aparcamiento privado
  • Alimentación ecológica
  • Residencia de puertas abiertas, sin horarios de visita
  • Servicio de habitaciones, previa autorización médica
  • Dieta según las necesidades del residente
  • Seguimiento nutricional constante
  • Comidas para invitados, previa reserva
  • Servicio de limpieza
  • Lavandería y planchado
  • Actividades extraordinarias
  • Salidas al exterior
  • Equipo de profesionales altamente cualificados y de atención 24 H. :
    • médico, enfermería, gerocultores
    • Psicólogo, trabajador social, terapeuta ocupacional
    • Fisioterapeuta
  • Atención social
  • Programas de animación sociocultural
  • Programas de atención individualizada por equipo multidisciplinar
PLAZAS (80)
  • Privadas: 16
  • Concertadas: 64
  • Centro de día: 20

LOCALIZACIÓN Y CONTACTO

Situada en la localidad sevillana de La Puebla de Cazalla, esta residencia se encuentra en pleno corazón de Andalucía, a medio camino entre Málaga, Sevilla y Córdoba.

ATENCIÓN A LAS FAMILIAS

¿Cuándo y cómo puedo hablar con mi familiar?

Durante el día, los familiares pueden llamar a sus familiares a cualquier hora, respetando los momentos dedicados al desayuno, almuerzo y cena. Las llamadas entran a recepción y son los recepcionistas los encargados de traspasar la llamada a los familiares. La comunicación se realiza a través de teléfonos inalámbricos, de este modo, se facilita el acceso al familiar, evitando desplazamientos o interrupciones en la rutina del mismo en la residencia.

¿Cuándo y cómo puedo hablar con el centro?

Las comunicaciones con el centro están adaptadas a los turnos de trabajo de los técnicos. Para dirigirse al equipo médico, trabajadores sociales, terapeutas,… se establecen unos horarios lo más accesibles posibles para las familias. En cualquier caso, los familiares podrán contactar con el centro en cualquier momento para realizar sus consultas, obteniendo respuesta con la mayor brevedad posible.

En los momentos más difíciles de nuestros residentes, el acceso al equipo médico es continuo, informando constantemente del estado del familiar.

¿Hay programas de adaptación para residentes?

En los días previos al ingreso del residente, el trabajador social se encarga de que la adaptación al centro se realice de la forma más natural posible. Tras la primera entrevista, el trabajador social ofrece una serie de pautas a los familiares, para explicar la nueva situación del residente y una preparación para que ambas partes se adapten al cambio.

Una vez realizado el ingreso, el personal de la residencia se ocupa de facilitar las relaciones con los residentes, un primer contacto se realiza en el taller de comunicación, se trata de una actividad diaria en el que se tratan temas de actualidad con el objetivo de mantener al día a nuestros mayores.

Pasadas dos semanas tras el ingreso, el trabajador social se entrevista una vez mas con los familiares para hablar sobre el proceso de adaptación de su familiar. La media de adaptación de nuestros residentes está entorno a los 15 días, en el caso de que se presenten dificultades, o los familiares necesiten más información por parte de los trabajadores, se pueden suceder más entrevistas entre los familiares y el centro, cada proceso es independiente.

En muchas ocasiones, resulta más difícil para el familiar que para el propio residente aceptar la nueva situación, por lo que también se trabaja con los familiares.

¿Cómo es un día en la residencia?

El ritmo habitual de la residencia comienza con el aseo de los residentes, a continuación, bajan a los comedores para tomar el desayuno. A partir de este momento, el resto del día lo pasan en los espacios comunes, como salones, talleres, patios, etc.

Tras el desayuno, se inicia el taller diario de comunicación, un repaso a la actualidad y un momento para repasar las normas de convivencia y responder a sus inquietudes. Al mismo tiempo, se realizan terapias individualizadas con los residentes que tienen más dificultades.

A partir de la una y media se inician los turnos de comida, un momento de relajación, siestas y las clásicas telenovelas. Después del descanso, vuelven a tener la oportunidad de participar en diferentes talleres acompañados por los animadores socioculturales, terapeutas,… hasta la hora de la cena.

Uno de nuestros objetivos principales es romper con la rutina, por lo que contamos con una amplia programación de actividades como visitas al zoo, salidas en las festividades, etc.

VISIÓN DEL CENTRO
Como directora de la residencia La Puebla les doy la bienvenida. Me gustaría transmitirles, en nombre de todo el equipo del centro, que el fin último que perseguimos es ofrecerles a nuestros mayores la posibilidad de disfrutar de esta etapa de la vida acompañados de personas que velen por su bienestar y que sean tratados con afecto y cariño.

Nuestra misión es proporcionarles una atención integral llevada a cabo por los mejores profesionales, y sobre todo, una atención basada en nuestro modelo asistencial centrado en la persona. Este modelo sitúa en el centro de atención a la persona en su día a día fomentando su autonomía, potenciando su independencia y destacando el papel terapéutico de lo cotidiano y lo significativo para cada individuo. En esta premisa es como formamos al equipo de profesionales de nuestro centro, equipo que combina experiencia y veteranía con la frescura y motivación del primer día. Bajo este enfoque no dejamos de lado a las familias y al entorno del residente, a los que consideramos pieza clave en el día a día y para los que también ofrecemos apoyo y asesoramiento en todas las facetas.
Por último, quisiera resaltar que la calidad de nuestro centro, no reside sólo en los servicios integrales que ofrecemos, sino en la cercanía que nos caracteriza y que es avalada por años de experiencia. Por todo ello les animo a que vengan a conocernos y puedan comprobar de primera mano la vida dentro de nuestras instalaciones.

profesional-lapuebla8

Cristina Narváez

DIRECTORA