COMUNICACIÓN CON LAS FAMILIAS
HORARIOS DE ATENCIÓN Y VISITAS

Somos muy conscientes de la importancia que tiene para nuestros mayores estar rodeados de su familia siempre que lo necesiten.

Por eso no tenemos horarios de visita, sino que los familiares pueden venir siempre que quieran y compartir espacios y actividades con sus mayores.

  • Centros como prolongación del hogar de los mayores
  • Puertas abiertas. Visitas siempre que quiera
  • Atención 24 horas

Desde Novocare queremos solucionar todas sus dudas, desde el principio, para facilitar todos los trámites, documentación, etc. Un equipo a su disposición, mediante vía telefónica, correo electrónico y por supuesto, en persona.

¿Cuándo y cómo puedo hablar con mi familiar?

Durante el día, los familiares pueden llamar a sus familiares a cualquier hora, respetando los momentos dedicados al desayuno, almuerzo y cena. Las llamadas entran a recepción y son los recepcionistas los encargados de traspasar la llamada a los familiares. La comunicación se realiza a través de teléfonos inalámbricos, de este modo, se facilita el acceso al familiar, evitando desplazamientos o interrupciones en la rutina del mismo en la residencia.

¿Cuándo y cómo puedo hablar con el centro?

Las comunicaciones con el centro están adaptadas a los turnos de trabajo de los técnicos. Para dirigirse al equipo médico, trabajadores sociales, terapeutas,… se establecen unos horarios lo más accesibles posibles para las familias. En cualquier caso, los familiares podrán contactar con el centro en cualquier momento para realizar sus consultas, obteniendo respuesta con la mayor brevedad posible.

En los momentos más difíciles de nuestros residentes, el acceso al equipo médico es continuo, informando constantemente del estado del familiar.

¿Hay programas de adaptación para residentes?

En los días previos al ingreso del residente, el trabajador social se encarga de que la adaptación al centro se realice de la forma más natural posible. Tras la primera entrevista, el trabajador social ofrece una serie de pautas a los familiares, para explicar la nueva situación del residente y una preparación para que ambas partes se adapten al cambio.

Una vez realizado el ingreso, el personal de la residencia se ocupa de facilitar las relaciones con los residentes, un primer contacto se realiza en el taller de comunicación, se trata de una actividad diaria en el que se tratan temas de actualidad con el objetivo de mantener al día a nuestros mayores.

Pasadas dos semanas tras el ingreso, el trabajador social se entrevista una vez mas con los familiares para hablar sobre el proceso de adaptación de su familiar. La media de adaptación de nuestros residentes está entorno a los 15 días, en el caso de que se presenten dificultades, o los familiares necesiten más información por parte de los trabajadores, se pueden suceder más entrevistas entre los familiares y el centro, cada proceso es independiente.

En muchas ocasiones, resulta más difícil para el familiar que para el propio residente aceptar la nueva situación, por lo que también se trabaja con los familiares.

¿Cómo es un día en la residencia?

El ritmo habitual de la residencia comienza con el aseo de los residentes, a continuación, bajan a los comedores para tomar el desayuno. A partir de este momento, el resto del día lo pasan en los espacios comunes, como salones, talleres, patios, etc.

Tras el desayuno, se inicia el taller diario de comunicación, un repaso a la actualidad y un momento para repasar las normas de convivencia y responder a sus inquietudes. Al mismo tiempo, se realizan terapias individualizadas con los residentes que tienen más dificultades.

A partir de la una y media se inician los turnos de comida, un momento de relajación, siestas y las clásicas telenovelas. Después del descanso, vuelven a tener la oportunidad de participar en diferentes talleres acompañados por los animadores socioculturales, terapeutas,… hasta la hora de la cena.

Uno de nuestros objetivos principales es romper con la rutina, por lo que contamos con una amplia programación de actividades como visitas al zoo, salidas en las festividades, etc.

Centros como prolongación del hogar del residente.

 

Profesionales que trabajan para que las familias formen parte de la vida del residente.

 

Puertas abiertas. Visitas siempre que quiera.

 

Atención 24 horas al día, 7 días a la semana.

SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER